TIRAMISÚ VEGANO

Clásico de clásicos, tiramisú. Sabemos que el mundo del veganismo va creciendo cada vez más, y por eso no podían no tener una opción veggie de este postre para ellos! y que sea saludable, mejor todavía. ¡Hasta los que no son vegan van a amarlo!

tiramisu vegano


INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
¼ taza aceite de coco
200 ml de leche de almendra
1 cucharadita de vinagre de manzana
6 cucharadas de jarabe de agave
150 grs de harina de almendra
150 grs de harina de avena
2 cucharadas de polvos de hornear
¼ cucharadita de bicarbonato

Para la mezcla de café:

1 taza de café tibio
2 cucharaditas de amaretto u otro licor 

Para el “mascarpone”:

600 ml de crema vegana o leche de coco (de tarro, refrigerado la noche anterior)
4 cucharadas de jugo de limón
2 cucharadas de jarabe de agave
Esencia de vainilla
Y para decorar, cacao en polvo y cacao nibs.

 

PREPARACIÓN:

Para comenzar precalentar el horno a 180 grados.
En un bowl mezclar el aceite de coco (que tiene que estar derretido), leche, vinagre de manzana y jarabe de agave. Revolver bien, en otro bowl mezclar las harinas, polvos de hornear y bicarbonato, mezclar.

Incorporar la mezcla de ingredientes secos a la húmeda y combinar todo muy bien, de faltar un poco de leche agregar más. Llevar a un molde con papel mantequilla y hornear por 15 minutos. Una vez listo dejar enfriar antes de cortar.

Para la mezcla de café mezclar café con el licor y reservar.

Para el “mascarpone”, mezclar la crema vegana o bien puede ser crema de coco (las de lata que tienen que estar una noche en el refrigerador para que quede con textura cremosa), agregar el limón, agave y vainilla. 

Revolver bien manualmente o con una batidora hasta que quede bien suave y cremoso.

Ahora comenzamos a armar, cortar el bizcocho en cuadros o redondos dependiendo los frascos donde los usaran, y mojarlos con la mezcla de café hasta que absorban bien.

Llevar una capa de bizcocho y luego una del mascarpone y repetir el paso nuevamente, y para finalizar agregar cacao en polvo + cacao nibs para resaltar sabores y dar un poco de crocancia. Llevar al refrigerador para disfrutar después.